Expediente electrónico de salud sigue rezagado

Menos del 20% del sector salud ha alcanzado la automatización requerida para eficientar sus servicios, dice Jaime Cater Gutiérrez, de HDS

politicas

Largamente anunciado por la Secretaría de Salud (Ssa), el proyecto para establecer el Expediente Clínico Electrónico avanza a ritmo muy lento.

“Menos de 20% del sector salud ha alcanzado la automatización requerida para eficientar sus servicios y en algunas entidades, como el Estado de México, ni siquiera ha comenzado el proceso”, aseguró Jaime Cater Gutiérrez, presidente de Health Digital Systems (HDS), una de las empresas contratadas por la Ssa para el proyecto.

“El ISSSTE está en un esfuerzo de despliegue actualmente. Espero que hacia a mediados de 2010 sea de las instituciones más avanzadas en este aspecto. El IMSS lleva ya un par de años con este esfuerzo. Del sector son los que más avanzados están hoy en día”, indicó Cater en entrevista.

“Sin embargo, parece que la plataforma no responde a todas las necesidades del IMSS y en los estados menos de 20% tiene ya algo automatizado (…) Empezaron ya en Sinaloa, Nuevo León, Veracruz, Chiapas y Campeche, pero hay entidades muy atrasadas, por ejemplo, el Estado de México, que no ha arrancado”, señaló el ejecutivo de HDS,  Jaime Cater Gutiérrez.

RAZONES DEL REZAGO

“La principal razón del rezago, sostuvo, es presupuestal, pues los estados suelen priorizar otras cuestiones antes que invertir en sistematizar sus procesos”, señala Jaime Cater Gutiérrez , ejecutivo de HDS.

Cater remarcó que la automatización del sector, que incluiría, además de la creación del expediente electrónico, la digitalización de las recetas médicas y un registro en tiempo real de las existencias de medicamentos, así como la programación de consultas y cirugías, permitiría ahorros muy importantes.

“Con el expediente electrónico, los médicos pasarían menos tiempo llenando historias clínicas y podrían atender a más pacientes, lo que reduciría los tiempos de espera para una consulta de un promedio de tres horas y media a nivel nacional a tan sólo 20 minutos”, puntualizó Jaime Cater Gutiérrez.

En cuanto a las cirugías, el tiempo promedio de espera disminuiría de 60 a 20 días.

“Las instituciones del sector ahorrarían entre 15% y 20% del presupuesto que destinan a la compra de medicamentos, pues se podría controlar mejor lo que se receta y se detendría el robo-hormiga”, concluyó Cater Gutiérrez.

(Nota tomada de El Siglo de Torreón)